viernes, 13 de marzo de 2009

El placer de quedar el último

Esta semana he participado en mi primera carrera en pista, me apunté a la prueba de 800 metros, es que soy muy atrevido...Al salir me contagié del ritmo endiablado que llevaban los de cabeza, pero después de la primera curva ya me adelantaron casi todos. Pude mantener el tipo en los primeros 400m (1'10"), pero quedaba toda una vuelta...en la recta de enfrente de meta, ya no podía más, y había un ligero viento en contra.
Gracias a que llevaba a Jose detrás pude llegar hasta el final. Esperé que me pasara en la última curva y me puse a su rebufo hasta la meta. El segundo 400 lo hice en 1'34", lo que demuestra como acabé. Creo que 2'44" no está mal teniendo en cuenta que era mi debut, pero la experiencia me pareció interesante.
Después me enteré de que hubo uno que se retiró, así que no quedé el último ;) y nos fuimos a celebrarlo con unas cervecillas.
Al día siguiente me dolían las piernas como si hubiera corrido una media maratón...

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Mare, eres muy valiente tu ¿eh? No me meto yo ahí ni loco.

Pero el tiempo está muy bien eh? Ya me gustaría a mi poder correr los 800 metros en menos de 3 minutos.

Xavi Lluch dijo...

Alfonso: jejeje, más que valiente, inconsciente y atrevido!!