miércoles, 2 de septiembre de 2009

Uñas negras (II)

En una entrada anterior hablaba sobre el problema de las uñas negras y las posibles soluciones. Desde entonces estoy utilizando el endurecedor de uñas y parece que va bien. El problema de las uñas negras es que se acumula sangre entre la uña y la carne y eso provoca que la uña no pueda crecer. Si no se elimina la sangre, al final la uña muere y se cae. Este proceso puede tardar mucho tiempo y a veces puede producir dolor. Aprovechando el parón obligatorio que he tenido, he decidido arreglar mis uñas. Lo que hice, fue cortar las uñas lo máximo posible, para dejar al descubierto toda la zona donde se había acumulado la sangre. Esa zona es carne muerta, por lo que la puedes eliminar con unas tijeras sin que haya dolor. Para hacerlo es importante tener los pies a remojo en agua caliente durante un rato, para que la zona esté más blanda y se puede eliminar más fácilmente. Después ya crecen las uñas normalmente. Tengo que decir que lo recomendable es ir a un podólogo a que te lo haga y no hacerlo uno mismo.

3 comentarios:

Jordi Xano dijo...

Hola! Soy novato en ésto, apenas llevo quince días saliendo a correr, y el primer día ya me pasó lo de la uña negra. Creo que es eso... la del dedo índice del pie derecho la tengo como si tuviera una moradura, y aunque mientras corro no me duele, cuando me ducho y se enfría, es horrible. Son dos semanas y no mejora. No sabía lo que podía ser.

Tenía pensado ir al podólogo este mes, porque para colmo tengo los pies cavos y debo llevar plantillas... aprovecharé para explicarselo. ¿Hay alguna manera de prevenirlo?

Por cierto, enhorabuena por tu blog!

Xavi Lluch dijo...

Hola Jordi, si ya el primer día tuviste problemas con las uñas, tienes que mirar si las zapatillas que llevas son pequeñas o que no se correspondan al tipo de pie que tienes, deberías ir a una tienda especializada y comentarles el caso. Lo del podólogo también es interesante. Un saludo.

Paco dijo...

Uñas negras= corredor....