lunes, 14 de noviembre de 2011

Guía para participar en el maratón de Nueva York (y III)

La última parte de la guía se refiere a la estancia y también dar mi opinión sobre algunos detalles.
Es interesante coger un vuelo que llegue por la tarde-noche, de esta manera se hace más llevadero los efectos del jet-lag. Al llegar, cenar, tomar algo por allí y a la cama, al día siguiente casi no tienes jet-lag. La vuelta al revés, mejor llegar de buena mañana y dormir todo lo posible en el avión, es fácil con lo cansado que vuelves...
Una cosa a tener en cuenta, es que al llegar al aeropuerto hay que pasar el control de pasaportes y si se juntan varios aviones, se hace eterno, en nuestro caso 2 horas de cola (de reloj...), sin duda lo peor del viaje. Eso sí, los policías, muy atentos y en cuanto les dices que vas a correr el maratón, te desean suerte y te felicitan, es una ciudad que esos días vive para el maratón y para los corredores.
En cuanto a viajar, dada la experiencia, yo recomendaría viajar lo más tarde posible, el viernes noche, p.ej., el sábados descansar lo máximo posible y el domingo el maratón. El turismo mejor dejarlo para después. Es muy posible que el estar tres días sin parar de andar me pasara factura el día del maratón.
Hay muchas cosas para ver, pero eso mejor mirarlo en alguna guía, si te gustan mucho los museos, exposiciones, etc. es muy recomendable sacarse el NY Pass, e imprescindible el pase del metro, cuesta 29$ para una semana y puedes viajar todo lo que quieras, llega hasta el aeropuerto, así que te lo puedes sacar allí mismo. Si no coges el metro en el aeropuerto, mejor coger un taxi amarillo, hay mucho ilegal a las puertas y te pueden timar, hay que fijar precio antes de salir, preferiblemente con impuestos (taxes) y propina incluida (tip), para evitar sorpresas.
El domingo después de correr el maratón es costumbre pasear con la medalla al cuello, mucha gente te felicita y te mira con admiración, en los restaurantes te tratan con respeto, casi igual que en Valencia...que la mayoría de gente piensa que un maratón tiene 10 kms y que lo único que hacemos es molestar al tráfico, jejeje.
El lunes a las 7 a.m. abren una feria del corredor en Central Park, para vender las camisetas y demás de finisher y grabar las medallas (20$), si quieres comprar algo, hay que ir bien pronto, hay mucha cola, y poco producto...además de caro...esto es lo peor que veo a este maratón, la excesiva comercialización del mismo...

1 comentario:

RA dijo...

Publica la guía en en BRT para "los que algún día soñamos con estar ahí". Un abrazo.